QUE ES SEGURIDAD ENERGETICA:

Baja vulnerabilidad o baja probabilidad de daño, de los sistemas energéticos vitales o infraestructura critica. En el contexto de la Política Nacional de Seguridad Energética, se propone como definición de SE para Colombia: “Soportar y contribuir al desarrollo económico y social del país mediante el uso de energéticos confiables, accesibles, asequibles y aceptables social y ambientalmente” Como resultado se concluyó que la Seguridad Energética para Colombia tiene como objetivo:  “satisfacer las necesidades energéticas de forma confiable, accesible, asequible, adaptable y aceptable social y ambientalmente” (UPME, 2017)

PROPUESTA DE VALOR: Desarrollar en el profesional las competencias que permitan realizar los análisis adecuados para la correcta administración del riesgo en el sector energético y minero, y proponer medidas proactivas a la dirección de las organizaciones de este sector económico en apoyo a la toma de decisiones que garanticen la operación normal en el logro de los objetivos, la continuidad y crecimiento del negocio.

CUALES SON LOS RIESGOS EN EL SECTOR:

Cumplimiento e Indicadores: están relacionados con las amenazas provenientes de la expedición de políticas, leyes y regulaciones y su impacto en el desarrollo económico y social de la región o nación en la que se implanta la infraestructura.

Activos y Finanzas: se derivan de la volatilidad de los mercados y de la economía, que pueden afectar el normal funcionamiento y/o la expansión de las redes de infraestructura eléctrica. También se incluyen los riesgos relacionados con la cartera de cobros pendientes, y la imposibilidad de obtener los fondos necesarios para atender el pago de las obligaciones contraídas o para apalancar el crecimiento del sistema de infraestructura eléctrica.

Entorno: riesgos relacionados con aspectos jurídicos, políticos, sociales, fenómenos naturales, entre otros, que afectan las operaciones y el normal funcionamiento de la red de infraestructura eléctrica.

Operacionales: aquellos que afectan los procesos, sistemas, personas y cadena de valor dentro del sistema de infraestructura eléctrica. Pueden corresponder a fallos en la ejecución de actividades, deficiencia o ausencia de procedimientos, y fallos en la gestión del capital humano, tecnológico y administrativo, que afectan el funcionamiento y el crecimiento de la red de infraestructura

El modelo debería permitir el reconocimiento de las necesidades de seguridad de la organización pública o privada, según se establece en los numerales anteriores, los elementos y sus interacciones que deben tenerse en cuenta para que su gestión sea eficaz, según la representación gráfica que se propone a continuación:

La caracterización del sector en general y de la organización en particular, deben permitir la alineación de la gestión de la seguridad, considerándola como elemento facilitador, con la misión general, la visión y los objetivos estratégicos de la organización, permitiendo la incorporación de la cultura organizacional, de manera que se alineen con los procesos de negocio. Una representación gráfica de lo anterior se presenta en la siguiente Figura 1:




El modelo debe contemplar la gestión de los riesgos como eje central, y debe permitir la misma desde el nivel estratégico hacia el nivel táctico y operacional, permitiendo la comprensión, medición y mitigación de estos en los tres niveles, siempre alineados con el contexto de la organización. Esto es, considerando la gobernanza, los recursos humanos, tecnológicos y los procesos, así como la convergencia de la seguridad, según la siguiente figura.

Debe permitir gestionar la seguridad en los procesos en especial en los operativos, sin limitarse a la seguridad Física y la de las tecnologías de la información, incluyendo elementos como la Ciberseguridad, la gestión de Seguridad y Salud en el trabajo, la gestión ambiental, la gestión de los Derechos Humanos y Principios Voluntarios con la seguridad Privada, la protección física de los activos y las relaciones con la fuerza Pública, respetando los compromisos para con las comunidades y la responsabilidad social a nivel de las operaciones de la cadena de suministro, dando cumplimiento a los requisitos propios, legales y del sector. Dichas interacciones se grafican en la siguiente figura.